Bienvenido Querido Hermano.

Bienvenido Querido Hermano. Wellcome Dear Brother. Willkommen Lieber Bruder. Bienvenue á Toi Cher Frér. Benvenuto Caro Fratello. Bem-vindo Querido Irmão. Добро пожаловать дорогой брат.欢迎亲爱的兄弟。. Powitanie Drogi Bracie. 親愛なる兄弟ようこそ。.

15 de enero de 2010

Los Sucesos de Fátima de 1917.

Los Sucesos de Fátima. El Gran Milagro.--->
<---El Rosario de las Santas llagas.


Síntesis de la historia de la apariciones de Ntra. Sra. de Fátima.

-Las apariciones del Ángel de la paz o el Ángel de Portugal.

-Apariciones de la Santísima Virgen.

-Peticiones de la Santísima Virgen.




Las apariciones del Ángel de la paz o el Ángel de Portugal.

Primera aparición del Ángel:

Yo Lucía, en la primavera de 1917 y estando en el campo con Francisco, Jacinta y después merendar y rezar empezamos ver a cierta distancia sobre los árboles, una luz más blanca que la nieve, atravezado por los rayos del sol, con la forma de un jovén de extraordianara belleza.

Estabamos sorprendidos de lo que veíamos.
Y al llegar junto a nosotros, dijo:

-¡No temáis!
Yo soy El Angel de la Paz. Orad conmigo.


Y arrodillándose en tierra, dobló la frente hasta el suelo.
Transportados por un movimiento sobrenatural, le imitamos y repetimos las palabras que le oímos pronunciar.

-"Dios mío, yo creo, adoro, espero, y os amo. Os pido perdón por los que no creen no adoran no esperan y no os aman".


Después de repetir ésto tres veces se levantó y dijo:

-¡Orad así! Los Corazones de Jesús y María están atentos a la voz de vuestras súplicas.

Y desapareció.

Segunda aparición del Ángel:

luego en medio del verano a la hora de la siesta, estando sentados debajo de un árbol, de repente, vimos al mismo Angel junto a nosotros.

-¿Qué hacéis? ¡Orad!,¡Orad! ¡Rezad mucho!
Los Corazones de Jesús y María tienen sobre vosotros designios de misericordia. Ofreced constantemente a Altísimo plegarias y sacrificios.


¿Cómo hemos de sacrificarnos? -pregunté

-De todo lo que podáis, ofreced un sacrificio, en acto de reparación por los pecados con que El es ofendido, y de súplica por la conversión de los pecadores.
Atraed así sobre vuestras Patria la paz.

Yo soy el Angel de su Guarda, el Angel de Portugal.
Sobre todo, aceptad y soportad con sumición el sufrimiento que el Señor os envíe.


La tercera aparición del Angel fue en Octubre:

Rezabamos el rosario y la oración que nos había enseñado en la primera aparición.
De repente apareció nuevamente el Angel, portando en la mano un Cáliz,y sobre el una Hostia, de la cual caían dentro del Cáliz, algunas gotas de sangre.
Dejando el Cáliz y la Hostia suspendidos en el aire, se postró en tierra y repitió tres veces la oración:


-Santísima Trinidad, Padre, Hijo, y Espíritu Santo, os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indifirencias con que El mismo es ofendido.
Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María, os pido la conversión de los pecadores.


Después, levantándose, tomó el Cáliz y la Hostia, y le dió la Hostia a Lucía, y lo que contenía el Cáliz, lo dió a beber a Jacinta y a Francisco, diciendo al mismo tiempo:

-Tomad y bebed el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, "Horriblemente Ultrajado por los Hombres Ingratos".
Reparad su crímenes y consolad a vuestro Dios.


De nuevo se postró en tierra y repitió con nosotros, tres veces más la misma oración:

-Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo... etc.
Y desapareció.




Muchas Gracias a SALVATUALMA, por el video prestado.


Apariciones de la Santísima Virgen


El día 13 de Mayo de 1917.
Estabamos jugando Jacinta y Francisco encima de la pendiente de Cova de Iría, vimos de repente, como un relámpago.

Nos fuimos a casa pues había tormenta, y al descender la ladera cuando llegaron a la mitad, muy cerca de una encina grande, vimos otro relámpago.
Al hacer unos pasos hacia adelante, vimos sobre el carrasco a una Señora, vestida toda de blanco, más brillante que el sol, irradiando una luz más claro e intensa que un vaso de cristal, lleno de agua cristalina, atravesado por los rayos del sol más ardiente.

Nos detuvimos sorprendidos por la aparición. Estabamos tan cerca que nos quedábamos dentro de la luz que la cercaba, o que ella irradiaba. Tal vez a metro y medio de distancia más o menos.
Entonces Nuestra Señora nos dijo:

-No tengáis miedo.
No os voy a hacer daño.

-¿De dónde es Ud.?-le pregunté.

-Soy del Cielo.

-¿Y qué es lo que Ud. quiere?

-Vengo a pediros que vengáis aquí seis meses seguidos, el día 13 a esta misma hora. Después os diré quién soy lo que quiero.
Después volveré aquí una séptima vez.

¿Y yo también iré al Cielo?.

-Sí tú irás al Cielo.

-Y,¿Jacinta?

-También irá.

-Y¿Francisco?

-También; pero tiene que rezar muchos rosarios.

Entonces me acordé de preguntar por dos muchachas que habían muerto hacía poco.
Eran amigas mías e iban a casa y tejían con mi hermana mayor.

-¿Ana de las Nieves ya está en el Cielo?

-Sí está.(Tenía unos diesiocho años)

-¿Y Amelia? -Estará en el purgatorio hasta el fín del mundo.(Me parece que tenía unos dieciocho años)

-¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que El quiera enviaros, en acto de desagravio por los pecados con que El es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?

-Si queremos

Tendréis que sufrir mucho, pero la gracia de Dios será vuestra fortaleza.

Fue al pronunciar estas últimas palabras(la gracia de Dios etc...) cuando abrió por primera vez las manos comunicándonos una luz tan intensa com un reflejo que e ella se irradiaba, que nos penetraba hasta el pecho y en lo más intimo del alma, haciéndonos ver a nosotros mismos que Dios era esa luz, más clara como si nos viéramos en el mejor de los espejos.

Entonces por impulso íntimo, también comunicado caímos de rodillas y repetíamos íntimamente:

"Oh Santísima Trinidad, yo os adoro. Dios mío, Dios mío; yo os amo en el Santísimo Sacramento".

Pasados los primeros momentos, Nuestra Señora añadió:

-Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz para del mundo y el fín de la guerra.

En seguida comenzó a elevarse suavemente, subiendo en dirección al naciente, hasta desaparecer en la inmensidad de la lejanía. La luz que la rodeaba iba abriendo camino en la bóbeda de los astros, motivo por el cual alguna vez dijimos que habíamos visto abrirse el cielo.


Peticiones de la Santísima Virgen



Día 13 de Junio de 1917.
Después de rezar el rosario con Jacinta y Francisco y algunas personas que estaban presentes, vimos de nuevo el reflejo de la luz que se acercaba y que llamabamos relámpago, y en seguida a nuesta Señora sobre la encima, todo lo mismo que en Mayo.

-Qué queréis de mí?-pregunté.

-Quiero que vengáis aquí el día 13 del mes que viene; que rezéis el rosario todos los días y que aprendáis a leer. Después diré lo que quiero.

Pedí la curación de un enfermo.

-Si se convierte, se curará durante el año.
Luego añade Lucía.

-Quería pedirle que nos lleve al Cielo.

-Sí a Jacinta y Francisco los llevaré pronto. Pero tú Lucía te quedarás aquí un tiempo más. Jesús quiere servirse de tí para darme a conocer y amar.
El quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.
A quién la abrazare, le prometo la salvación; y éstas almas serán amadas por Dios, como flores puestas por mi para adornar su trono.

-Entonces,¿me quedaré aquí sola?. Pregunté con pena.

-No, hija. Tu no estas sola. ¿Y tú sufres mucho? No te desanimes.
Yo nunca te dejaré. Mi inmaculado Corazón será tu refugio y el camino seguro que te conducirá al Cielo.

Fue en ese momento en que dijo estas palabras, cuando abrió las manos y nos comunicó, por segunda vez, el reflejo de esa luz inmensa.
En ella nos veiamos como sumergidos en Dios. Jacinta y Francisco paracían estar en la parte de la luz que se elevaba al Cielo y yo en la que esparcía sobre la tierra. Delante de la palma de la mano derecha de Nuestra Señora estaba un Corazón cercado de espinos, que parecían estar clavados en él.

Comprendimos que era el Inmaculado Corazón de María, ultrajados por los pecados de la humanidad, que pedía reparación.

Frases y Dichos


Se puede matar al soñador pero no al sueño.(David Abernathy)

No encuentres la falta, encuentra el remedio.(Henry Ford)

El mejor profeta del futuro es el pasado.(Inglés)

Ambiciona honor, no honores.(Anónimo)

Lo peor que hacen los malos es obligarnos a dudar de los buenos.(Benavente)

1 comentario:

Anónimo dijo...

me ha gustado tu portal, ojalá, q sigas escribiendo y poniedo vídeos, q queda muy bonito.saludos desde Colombia.