Bienvenido Querido Hermano.

Bienvenido Querido Hermano. Wellcome Dear Brother. Willkommen Lieber Bruder. Bienvenue á Toi Cher Frér. Benvenuto Caro Fratello. Bem-vindo Querido Irmão. Добро пожаловать дорогой брат.欢迎亲爱的兄弟。. Powitanie Drogi Bracie. 親愛なる兄弟ようこそ。.

1 de julio de 2010

Jesús nos pide un Acto de Amor muy sencillo 1.

Jesús nos pide un Acto de Amor Sencillísimo 2.--->
<---Depresión Espiritual.




Mensaje de Amor que el Sagrado Corazón de Jesús lanza al mundo para salvarlo.

Mientras el mundo se tecnifica y se desintegra por el odio de la humanidad entera, Jesucristo quiere renovarlo y salvarlo por el amor.

Quiere que se eleven hacia el cielo llamas de amor que neutralicen las llamas del odio y del egoísmo.

A tal efecto enseñó a Sor María Consolata Betrone un acto de amor sencillísimo que debía repetir frecuentemente, prometiéndole que cada Acto de Amor salvaría un alma de un pecador, y repararía mil blasfemias.

La fórmula de este Acto de Amor es:

"JESUS MARÍA OS AMO SALVAD LAS ALMAS"


Allí están los tres amores:
Jesús, María y las almas que tanto amó Nuestro Señor y no quiere que se pierdan, habiendo por ellas derramado su Preciosa Sangre.

Le decía Jesús:
"Piensa en Mí y en las almas. En Mí, para amarme; en las almas para salvarlas
(22 de agosto de 1934).

Y luego le decía:
"La renovación de este Acto debe ser frecuente, incesante:
Día por día, hora por hora, minuto por minuto".

(16 de diciembre de 1936).

"Consolata, dile al mundo que prefiero un Acto de Amor a cualquier otro don que puedan ofrecerme"...
"Tengo sed de amor"...

(16 de diciembre de 1935).

Este Acto señala el camino del cielo.
Con él cumplimos con el mandamiento principal de la Ley:
"Amarás al Señor Dios tuyo con todo tu corazón, con toda alma, con toda tu mente... y a tu prójimo como a ti mismo".

Con este Acto continúo de Amor damos a Dios lo más excelente:
que es amor a las almas.
Con esta Jaculatoria nos podemos comunicar constantemente con Dios.
Cada día, cada hora, cada minuto, es decir siempre que lo queramos.
Y lo podemos hacer sin esfuerzo, con facilidad.
Es una oración perfecta;
muy fácil para un sabio como un ignorante. Tan fácil para un niño como para un anciano; cualquiera que desee puede elevarse a Dios en esta forma.
Hasta un moribundo puede pronunciarla más con el corazón que con los labios.

Esta oración lo comprende todo:

Las almas del Purgartorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, los pagnos, todas las almas.
Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santifición de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religiosos.

En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede decidir la salvación de un moribundo, reparar mil blasfemias, como ha dicho Jesús a Sor Consolata, etc, etc.

"¿Quieres hacer penitencia? ¡Amame!", dijo Nuestro Señor a Sor María Consolata.

A propósito, recordemos las palabras de Jesucristo al fariseo Simón sobre Magdalena penitente: Le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho".

Un"Jesús, María, os amo salvad las almas", pronuciado al levantarse, nos hará sonreír durante todo el día, nos ayudará a cumplir mejor con nuestros deberes, en la oficina, en el campo, en la cocina, en la calle, en el mercado, en la escuela.

Ante una emergencia, cuando nos enojamos con alguién, cuando discutimos, ante una tentación, antes de emprender una tarea.
Antes de salir de casa, rezarla para conseguir un buen trabajo, para pedir salud en el cuerpo y en el alma, cuando visitamos a un enfermo.
Ofrece esta oración por quién te ofende o te maldice,
etc, etc, etc.


Recuerda que Dios Nuestro Señor quiere siempre nuestro bien y que se seamos felices aún en las pruebas y dificultades por eso recurre siempre a Jesús y María que te esperan con amor, comprensión y mucha paciencia.

Un"Jesús, María, os amo salvad las almas", se pronuncia con facilidad y sin distraerse.
Santifica los sudores, suavisa las penas. Convierte la tristeza en alegría.
Sostiene y consuela en las luchas de la vida diaria. Ayuda en las tentaciones del maligno. Hace agradable el trabajo. Convierte en alegría el llanto.

Fortalece y consuela en las enfermedades. Y trae las bendiciones sobres los trabajos y sobre nuestros hijos, familiares, amigos y enemigos.

Un"Jesús, María os amo salvad las almas"

Ayudará a calmar tu indignación, te da luces para resolver una injusticia, a convertir tu ira en mansedumbre.

Sabrás mostrarte benévolo al que te ofende. Volver el bien por mal.
Conduce a efectos nobles, palabras verdaderas, obras grandes y sacrificios heroicos.
Iluminará tu entendimiento con luces sobrenaturales, te estimulará al bien, te retraerá del mal.
Obtendrá el arrepentimiento el pecador, en el justo avivará la fe y le hará suspirar por la felicidad eterna.







"JESÚS MARÍA OS AMO SALVAD LAS ALMAS"
Ofreciendo este acto de Amor por los enfermos, encontrarán paz y alivio tanto para el cuerpo como para alma.








Frases y dichos


Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de una cacería.(Bismark)

El amor es el triunfo de la imaginación sobre la inteligencia.(Ruso)

La verdad triunfa por sí sola, solo la mentira necesita cómplices.(Santa Teresa)

Cuando se sugieren muchos remedios para curar un mal, quiere decir que no se puede curar.(Chejov)

Si tengo la razón, nadie se acuerda, si me equivoco, nadie lo olvida.(Albert Eisntein)

No desprecies a nadie, un átomo hace sombra. (Pitágoras)

Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos.(Aristófanes)

No hay comentarios: